Quizás muchos se sorprenden de que nadie le ha solicitado ingresar a la Masonería. Quizás hasta sientan que los Masones que le conocen no piensan que son “lo suficiente” o “no tienen lo necesario” para ingresar. El hecho es que no funciona así. Por muchos años, los Masones han tenido prohibido solicitar a otros que ingresen a la Masonería. Podemos hablarles a nuestros amigos de la Masonería, podemos decirles sobre que hace la Masonería, podemos decirle lo tanto que la disfrutamos, pero no podemos solicitarles y mucho menos presionar a nadie para que ingrese.

En la República de Panamá, según nuestros Códigos escritos, es una conducta anti-masónica hacer proselitismo y hay una buena razón para ello. No es que tratemos de ser exclusivistas, pero ingresar a la Masonería es algo serio, en cierta forma es hacer un compromiso permanente para toda la vida. Y es que los Masones se deben comportar por siempre con honor e integridad, pública y privadamente, estar dispuestos a compartir y preocuparse por los demás, tenerse confianza mutua y tener una confianza infinita en Dios. Nadie debe ser convencido, presionado o sugestionado en tomar esta decisión, más bien debe ser de su libre y espontánea voluntad.

Entonces, cuando alguien decide que quiere ser Masón debe solicitárselo a otro Masón, de allí el eslogan en ingles “To Be One Ask One” (Para ser uno debes pedirle a uno). El Masón entonces le entregará una Solicitud de Aplicación, el aspirante debe llenarla con información verás y regresarla al Masón, quien a su vez la presentará en su logia. El Maestro de la Logia ordenará una investigación exhaustiva del peticionario. Esta investigación conlleva entrevistas con la persona interesada, sobre todo para conocer el porqué de su solicitud. Al final del proceso el aspirante será un candidato que recibirá, dentro de una ceremonia, las primeras enseñanzas morales de nuestra noble Institución. Esta ceremonia no constituye, en ningún momento ni en modo alguno, una experiencia incómoda para el candidato, más bien va a ser un día que se mantendrá por siempre muy grato en su memoria.

Los requisitos básicos para ingresar a la Masonería son:

• Ser Hombre, Libre, de buenas costumbres y debidamente recomendado (debe ser recomendado por 3 maestros Masones)

• La creencia en un ser supremo (Dios)

• La habilidad de sostenerse a si mismo y a su familia

• De edad legal (Mayor de 21 años)

• Venir a la Masonería de su “Libre y espontánea voluntad”

Por: V.·.H.·. Galileo Solís A.

Luego de leer toda la información que pueda de este sitio web, si aun está interesado en formar parte de la masonería, trate de buscar a un familiar, a un buen amigo o a un compañero de trabajo quien usted sepa que es masón. Ellos podrían explicarle lo que ellos puedan sobre la fraternidad y ayudarle a encontrar una logia a la cual pueda solicitar ingreso.

Si no conoce a nadie que sea miembro de la fraternidad póngase en contacto con la Gran Logia de Panamá a: info@granlogiadepanama.org y/o llamé al (507) 228-8096